3 errores comunes a la hora de importar

¡Atención importadores! Sabemos que traer mercadería del extranjero puede ser un gran negocio,  si se cuida de no caer en estos errores comunes.

1. Un mal estudio de mercado

Aquí es donde la mayoría de los negocios de importación fracasan, si no se hace un estudio de mercado se corre el riesgo de traer mercadería que no se vende o que en nuestro país tiene un precio muy bajo.

No hay nada peor que dejarse la mercadería en bodega y no poder venderla, para evitar esto es necesario acercarse a PROCOMER y aprovechar sus estudios de mercado actualizados y gratuitos.

2. Elegir un mal socio comercial

¿Confía en la persona o empresa con la que está haciendo el negocio? Las largas distancias pueden facilitar que ocurran errores o que se realicen estafas, por esto es de suma importancia que investigue bien a su socio comercial en el extranjero.

Conviene asegurarse de la reputación comercial de su socio, ya sea preguntando a otras personas que le han comprado o investigando en los organismos gubernamentales encargados de las importaciones y exportaciones. También es posible auditar a la empresa a la que le comprará mercadería y solicitarles muestras del producto.

Por ejemplo, PROCOMER tiene una lista de importadores y exportadores certificados, además de ofrecer asesoramiento.

3. Un mal presupuesto de los costos y los ingresos

Hacer un mal cálculo puede ser muy engañoso e incluso implicar un desastre para su negocio. A veces se dejan costos por fuera, como el trámite aduanero o costo de mover la mercadería desde el puerto. Por esto es importante que revise bien sus números antes de comprar y que haga su presupuesto con información confiable.

Para ayudarlo a calcular su presupuesto, hemos creado una calculadora que estima el costo de su flete. Use esta información y el costo de su mercadería para calcular los gastos, luego, usando un estudio de mercado, estime los ingresos que obtendrá luego de vender la mercadería. Tenga en cuenta el tiempo que tardará en vender la mercadería, para saber cuando es necesario pedir más.

Si evita estos tres errores comunes, está en camino a ser un importador exitoso y empezar a generar ingresos en un mercado que es global.